aw-eurovision2014.conchitawurst

REVIÚ de Eurovisión 2014 [final]

aw-eurovision2014.conchitawurst

Qué duda cabe de que esta edición del Festival será recordado, y no por esa calidad musical. Eurovisión queda demostrado que es algo más, una ideología. Rara, profunda, étnica, cultural. Un poco de todo, bueno y malo. La ‘mujer barbuda’, como así Conchita Würst por Austria encabeza los titulares, se llevó ese micrófono gigantesco que es lo de menos. La gloria es lo más.

Al final esta edición no fue tan impredecible como ansiaba. No había claro ganador en las quinielas pero sí un puñadito, en el que se encontraba el divismo de Austria. Al menos esperaba que hubiese un tira y afloja en las votaciones hasta el último momento. Pero los daneses tuvieron el mal gusto de anunciarla como ganadora tres votaciones antes. Era matemático, pero podía haber alargado la expectación a los de letras…

Pues eso. Conchita ganó pese a las críticas de ciertos países del noreste europeo, molestos por el simple hecho de compartir escenario con un travesti. Todo el mundo recuerda el boom mediático de Dana International hace 16 años, en una época en el que las libertades sexuales no eran tan grandes como las de ahora. Aunque lo de Würst es simple estética, el mensaje es el mismo. Pero quién sabe, tal vez como el Ave Fénix de su canción ella se valió de las críticas para hacerse más fuerte, en el sentido de que la polémica siempre vende.

A mí, mientras no ganara Suecia, estaba tranquilo. No me gustan nada los predominios nórdicos, como la década pasada lo sufrimos con los balcánicos. Bastante más abajo se quedó Armenia, con lo que destacaba en las apuestas. Pero no recrimino a nadie. Era más un tema de escala emocional y no es suficiente como para llevarse un galardón por ello. Por su parte, Hungría se adelantó en el marcador durante las primeras votaciones. Me extrañó pese a gustarme.

La flojera vocal de András Kállay-Saunders no fue única. De hecho, fue una característica que se extendió desastrosamente en otras candidaturas. Alemania, Azerbaián (con lo que era…) o Rumanía (¡con lo que era!) dieron el cante pero del malo. Los votantes no son tontos. Por eso tuvieron lo que se merecían: bajos puestos.

La bajada más desagradable ha sido la de Grecia, ¡por debajo de Montenegro! Encima éste, si no fuera por dos puntuaciones máximas de sus vecinos, no habría lista que lo acogiese. Y aunque San Marino quedó antepenúltimo, es posible que no vuelva a ver tan grandioso resultado en mucho tiempo.

La gala, bueno, esperaba algo mejor. Los presentadores fueron graciosos, pero las actuaciones musicales cojeaban un poco. En realidad como todo acto intermedio del Festival. Para cojo, cojo, Íñigo, que tanto que criticábamos a José Luis Uribarri pero al menos era gracioso en sus predicciones. En cambio, José María se limitó este año a felicitar a todos los países que nos dieron votos, como en una fiesta de embajadores con la Preysler.

El genio lo sacó cuando pasaron las votaciones de Portugal. De qué nos sirve tener sólo tres fronteras cuando el único país participante y hasta ahora amable no nos concedió ni un sólo punto. Ruth Lorenzo, cuya carrera ha girado en torno a Gran Bretaña, ya había amenazado con que se iban a enterar como éstos no le dieran más de 10 puntos. ¡Pues que se vayan enterando! Probablemente hubiésemos rascado el mejor puesto en 11 años.

Pero realmente Lorenzo se podría haber lucido más. Para lo que nos tenía acostumbrados en la televisión española, la murciana estuvo muy quieta sobre el escenario. Aún así, me supo. La otra gran española protagonista fue Carolina Casado, nuestra horrorosa portavoz que no sabía dónde estaba cuando la cogieron de la calle. ¿”Oit” points? ¿En serio? Normal que el chorizo sea una de las imágenes características fuera de nuestro país.

Llega el momento para las conclusiones, aunque en verdad poco me queda que decir. El año que viene nos vemos en Austria, que vuelve a celebrar el Festival ¡tras casi medio siglo! Es un giro que me ha encantado y que demuestra que los votos fronterizos nada tienen que hacer cuando hay nivel, entrega y buena originalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>