aw-eurovision2014.escenario

Eurovisión 2014: mi casa de apuestas (IV)

aw-eurovision2014.escenario

Antes de hacer el último repaso a las canciones eurofestivaleras que nos quedan vamos a hablar de arte. El certamen no sólo tiene un preciado valor artístico por su base musical. Como destaqué en una anterior entrega, el escenario es parte importante de la puesta visual junto a la escenografía y el vestuario. Copenhague ha hecho de la inspiración su sayo.

Claus Zier aporta su experiencia en la escenografía de eventos musicales para la construcción interior del B&W Hallerne. Relacionado con el entorno isleño del recinto, el propio escenario recreará un barco (algo más funcional que el navío vikingo que Malmö plantó en medio en 1992) y sobre él tendrá un enorme cubo de mallas LED (que tanto me recuerda al de 1983, en Munich). Lo más llamativo según la televisión organizadora es su inmenso fondo de 1.200 metros cuadrados.

En cuanto al logotipo, este año han recurrido a un diamante con muchos lados que para los organizadores simboliza “la diversidad y riqueza que veremos sobre el escenario en el Concurso”. Vamos, como cada año, que toman cualquier icono y le dotan de significado metafórico. El emblema será ‘Join us’ precedido de una almohadilla para animar a usarlo como hashtag. Desde luego, toda una pretenciosa campaña de marketing digital.

 

>>> POLONIA. Donatan & Cleo – My słowianie (Slavic girls) <<<

Polémica, vulgar, ordinaria, gritona, pero en cualquier caso, rompedora. Polonia regresa al Festival tras dos años de ausencia y lo hace con paso fuerte, escogiendo a dedo un tema folk-pop que muy pronto acumuló 38 millones de reproducciones en YouTube. No está entre las favoritas, pero su transgresión étnica-sexual no deja a nadie indiferente: desconcierta [**].

 

>>> PORTUGAL. Suzy – Quero ser tua <<<

Portugal podría haber aprovechado su año de retiro económico para reflexionar sobre su flagrante recorrido en Eurovisión. En vez de eso, tira el dinero en una representación trasnochada del dance latino de fines de los 80. Su ritmo ralla bastante. Parece no acabar nunca y deja la mala impresión de que dura y dura y dura y no acaba: pase [***].

 

>>> REINO UNIDO. Molly – Children of the Universe <<<

Quien ha decidido romper su estancado modo selectivo ha sido Reino Unido. Mantiene su elección interna pero ha dejado de confiar en sus nombres internacionales como venía haciendo desde hace tres años. Lleva al certamen a una desconocida intérprete independiente que tiene convencidas a las casas de apuestas salvo a mí. Me parece un tema aburrido: desconcierta [**].

 

>>> RUMANÍA. Ovi & Paula Seling – Miracle <<<

Cuánto me alegré de que Rumanía, que en sus últimos años su gusto musical había dejado que desear, nos devolviese a esta pareja que llevó al país a su posición más alta, en 2010. No supera a aquel magnífico Playing with fire pero no decepcionan en absoluto apunta [****].

 

>>> RUSIA. Tolmachevy Twins – Shine <<<

Eslovaquia o Irlanda ya mandaron a sus respectivos gemelos pocos años atrás sin demasiado éxito. Rusia quiere romper este mal fario y han dejado crecer a las hermanas ganadoras del Eurojunior 2006 para mandarlas directas al concurso por excelencia. Dicen que están entre las favoritas. Pero eso es porque es Rusia y su politiqueo geográfico. En realidad el tema me deja frío: pase [**].

 

>>> SAN MARINO. Valentina Monetta – Maybe (Forse) <<<

Lo de San Marino ya es vicio. Tres años seguidos enviando a la misma cantante. Estoy por pensar si el estado es tan, tan, tan pequeño que no hay más intérpretes que Monetta. Lo cierto es que a este paso se va a convertir en todo un imprescindible, como a ese graciosete que está en todas las fiestas pero al nunca hacemos caso. No obstante, cada año va a peor. Ahora nos presenta una balada más insulsa si cabe: pase [***].

 

>>> SUECIA. Sanna Nielsen – Undo <<<

Donde ahí la tienen, con otra balada anodina más para el bote y una voz que le cuesta sostenerse, la representación tiene su historia. Sanna por fin ha conseguido realizar su sueño tras siete intentonas en el Melodifestivalen, y eso que este año competía contra la ‘divaza’ Helena Paparizou (ganadora del Festival en 2005). Co-autor: Eric Saade, representante en 2011: desconcierta [**].

 

>>> SUIZA. Sebalter – Hunter of stars <<<

Se nota que al país neutro, como siempre, no le interesa ganar o perder. Simplemente está ahí, en medio. Este año sigue mostrando su desinterés mandando a un chico sujetando un violín, no sabemos si para espantar a las moscas a las que atrae con un silbido que es no único destacable. En efecto, una representación irritante: desconcierta [**].

 

>>> UCRANIA. Maria Yaremchuk – Tick-tock <<<

Ya estábamos extrañando una candidatura popera, de esa que tanto pegan fuerte en el Festival desde My numer one de la propia Paparizou. Sin duda es un valor seguro, ya que también parte como favorita. Y no me parece raro. Me gusta desde que empieza hasta que acaba, que eso es lo malo, ya que no es tan buena como para pegárseme lo suficiente: pase [***].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>