aw-elparterre.peq

El Retiro (III). El Parterre

aw-elparterre

¡Menudo caloraco que ha hecho estos últimos días en Madrid! No había sitio donde refrescarse, porque si bajo las largas sombras del bosque de El Retiro corría un aire templado, entonces no podía haber nada más gélido que eso en la capital. Aún así, no deja de ser agradable pasear, correar, espatarrarse sobre el cesped u observar tal genialidad jardinística que se descubre en la parte oeste del Parque: El Parterre.

Una de las atracciones de este verde rincón enmedio de la voraz jungla del asfalto es el denominado Parterre, palabra prestada a los franceses que viene a decir “a ras de tierra”. Y precisamente a ras de tierra se ha armado esta marimorena de estilo francés, una explanada mandada a reformar por Felipe V (1700-1746), a su vez de origen francés. Sólo falta que de aquí crezcan árboles de macarons. Pero no, porque el color predominante es el verde. Y no de sabor pistacho. Más bien verde de cipreses, laureles y aligustres.

La planta está deliciosamente ordenada por pasillos de césped, flanqueados por bancos y pequeños estanques, todo ello dividido en dos disposiciones miméticamente ochavadas. Lo más característico, y no le echaré la culpa si sólo se fija en ello, son esos cipreses recortados que dibujan formas redondeadas cual País de Las Maravillas pero sin su Reina de Corazones que corte cabezas. Una vista espléndida ofrecen sus balcones, por los que cae este inmenso telón de luz como idílico fondo para momentos no menos centelleantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>