aw-thebigreunion

La leyenda negra de las boy/girlbands

aw-thebigreunion

Este año la cadena inglesa de televisión ITV produjo The Big Reunion, que no es más que un Qué Pasó Con… (Telemadrid, 1995-1996) protagonizado por las boy/girlbands que alcanzaron la cota musical hace más de diez años, sacando a la luz sus miserias y al mismo tiempo mendigando por lo menos una mínima parte de la amplia atención que cosecharon en su momento.

No hace falta sacarse el título que obtuvo Esperanza Gracia para adivinar el futuro de un grupo musical. No basta con estar arropados por grandes productores, esos magos industriales que saben dirigirlos hacia un estilo u otro según dónde gire la veleta. Y, además, los solistas lo tienen sin duda más fácil que los grupos, porque no soportan más egocentrismo que el suyo propio.

La generalidad nos dice que cuando una banda o dúo toca techo, a sus miembros se les sube el éxito a la cabeza y se creen capaces por sí solos de superar esa marca. Es entonces cuando deciden abandonar el grupo creyéndose un superhéroe por arriesgarse y embarcar en una carrera solista. Desconocen que el milagro de Robbie Williams es eso, una excepción irrepetible.

Entre las bandas que participan en The Big Reunion está Five. Los primeros se separaron en 2001, y no sería por la molestia ocasionada por los dos últimos números uno consecutivos. Sólo uno de ellos, Abs Breen, sacó material solista (un excelente trabajo de r&b, por cierto), marcándose esos escuetos resultados por los que hoy cualquiera mataría pero que por entonces casi se podría considerar fracaso en las expectativas. Tentaron una reunión en 2006 pero parece que sus integrantes no se pusieron de acuerdo. Tan mal les ha ido por separado que ni a Sean Conlon le cogieron de La Voz británica. En 2013 la desesperación fue más grande que los recelos entre ellos.

Es el mismo caso de All Saints, que en 1998 parecían comerse el mundo hasta que años después casi se quedan calvas de tantos tirones que se daban. En 2006 hicieron de tripas corazón y publicaron un nuevo album tras todo un lustro, un trabajo que fue un estrepitoso fiasco. Será por humillación, pero nada más supimos de ellas desde entonces.

Atomic Kitten también participa en este docu-reality, uno de los tantos grupos con más cambios de miembros que un Potato en una guardería. Para numerosos, S Club 7, cuyo intento de reunificación es el más patético de todos cuanto haya existido. Precisamente Paul Cattermole, el primer miembro en abandonar la banda, conforma lo que se dio a conocer como S Club 3 junto a otros dos compañeros para ofrecerse en fiestas universitarias y clubs. Han tomado nota de lo que ha significado The Big Reunion y se proponen para una segunda edición.

De A1 ya hemos hablado en este blog. Sin embargo, cuando Paul Marazzi dejó colgado al grupo no fue precisamente cuando pasaba por su mejor momento. Su tercer disco no tuvo las ventas de sus antecesores, así que al poco los tres miembros restantes abandonaron el barco. Su reunificación como trío fue bastante aislada en cuanto a que sólo promocionaron sus siguientes trabajos en Noruega y en algunos países asiáticos, donde históricamente les habían acogido de buen gusto.

En España también podríamos hablar de grupos que lo petaron en las radiofórmulas, se desintegraron y trataron de recomponerse. Por ejemplo, tras la disolución de Baccara en 1983 y los consecuentes reveses de sus solistas, cada una de ellas formaron su propio revival junto a respectivas compañeras nuevas. ¡Es decir, hoy por hoy existen dos Baccaras pululando! Exacto suceso es el de Ella Baila Sola. Marta y Marilia parece ser que no se soportaban y en 2001 dejaron de verse las caras. Como Marta quería volver a recuperar a su público perdido, repescó a una completa desconocida para instaurar E.B.S. pero resultando el mismo final. Hombres G corrieron mejor suerte, aunque su regreso en 2002 tras diez años de separación definitiva no ha igualado ni de lejos a sus primeros éxitos.

Caso especial es el de los Backstreet Boys. El quinteto estadounidense parecía ser un mito que nunca pasaría desapercibido, pues a finales de los 90 conquistó el globo con discos que se vendían entre 5 y 30 millones de copias. Cerraron ciclo en 2001 con el típico recopilatorio de despedida y cada uno se lanzó al vuelo. Como no encontraron su nido, en 2005 se reunieron con Incomplete, single cuya popularidad parecía demostrar que serían esa excepción en la leyenda negra. Pero poco duró. Desde entonces los chicos de la calle de atrás no levantan cabeza y el mercado musical no tiene piedad con ellos. Sabemos que actualmente existen gracias a que el baile de Harlem Shake es de este año…

Finalizamos este breve repaso grupal venido a menos con Blue, que continuó la estela de las exitosas boybands a principios del siglo XX. Volvemos a lo mismo: tres discos triunfales, un inoportuno Greatest Hits en lo más alto de su carrera y desarrollo individual de sus componentes. El que tuvo más suerte fue Antony Costa, que por lo menos le re-editaron un disco en China. En 2009 regresaron porque Duncan James se cansó de presentar programas de televisión y dejó de dar los votos a Eurovisión para participar con el grupo en 2011. Sus resultados no fueron los esperados, como tampoco el de su álbum de vuelta. Quizás por ello se plantearon unirse al tour de The Big Reunion que lleva a todos estos grupos, los cuales sobreviven gracias a su pasado glorioso, por los mejores polideportivos del Reino Unido.

2 ideas en “La leyenda negra de las boy/girlbands

  1. Que recuerdos y parece mentira que hayan pasado más de 10 años de esta época gloriosa. No se yo si es que en estos tiempos rarunos donde nada tiene un éxito abrumador (por la crisis mundial o la crisis de todo “por culpa” de internet) nada triunfa, nada me engancha o que ya está uno como suelen estar los mayores con el revival contínuo, el “en mis tiempos” y a ensalzar lo vivido atrás y lo de ahora es puta mierda o lo siguiente, pero tengo nostalgia de hasta grupos que no he seguido (la mayoría de los aquí puestos, pero bueno) y de tenerlos aunque sea de fondo (de fondo porque los vecinos los tenían sonando continuamente en su minicadena de doble pletina). Esperemos que la nieta de Maria Teresa Campos tome nota y se marque un “Que tiempo tan Feliz” dedicado a nuestra época y haga programas sobre los vigilantes de la playa, el grand prix o los Backstreet Boys.

  2. It8#&217;s a good thing little ones are cute. This one trait has saved both of our children numerous times from being voted off the island. Love the pictures.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>