aw-pinturacanaria.lasarenas.peq

¡Qué bonito! ¡Qué canario!

aw-pinturacanaria.lasarenas

Como suele ocurrir por estas fechas, cercanas a ese 30 de mayo (día de Canarias), la cultura autóctona emerge de una manera como si no existiera el resto del año. Se exhibe el orgullo, la identidad y el propio comercio para aprovechar el tirón y ganarse unas perras gordas. Baste de ejemplo el Centro Comercial Las Arenas (Gran Canaria), que entre exposiciones de trajes y gastronomía también concede una esquinita al arte pictórico.

No es una colección que mañana se traslade al Museo del Prado, pero se ve que la XIV Edición del Concurso de Pintura Canaria organizado por el propio centro tiene madera. O al menos a mí me gusta. Hay excepciones, como todo en la vida. Más que de la técnica o estilo empleados, depende más bien del gusto. Por muy tercer premio que sea, el cuadro del bordado me parece irreal. Qué maruja canaria tiene en su casa un centro de flores. Muchas, ¿pero con libros? Aunque si es alguna de estas novelas guarrillas tipo ‘Grey’, que están desplazando al Cuore de la biblioteca de casa, pase…

El cuadro que más me llamó la atención fue La noche estrellada… en Agaete. Van Gogh se metió en el cuerpo de Oda Mae, cogió un vuelo directo para el municipio grancanario, se metió en una máquina del tiempo hacia 2005 y antes de que la Tormenta Delta rompiese de cuajo el Dedo de Dios, pintó esta composición neo-impresionista que no impresionó al jurado. Hablando de Ghost (Jerry Zucker, 1990), justo debajo vemos una inspiración del momento ‘alfanova’ pero más conservador, sin roces corporales. Desde luego aquí no sonó el Unchained Melody. Como mucho, Pobrecito novio, ay, pobre Rafael

En fin, muchos bodegones y plasmaciones de lugares canarios. Mis favoritos no se ven en este ángulo fotográfico. Son unos detalles de flores de secano. El verde clorofila siempre me ha tirado. Pero la cuestión es que aunque sea por tres días o una semana, el valor de la cultura sale del Museo Canario y se coloca entre Zara y Bijou Brigitte porque si Mahoma no va a la montaña…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>