aw-argi.granhermano

Argi, el humor negro y la censura positiva

aw-argi.granhermano

A pesar de que no hacer grandes referencias en el blog a Gran Hermano (Telecinco, 2000-), soy acérrimo fan desde el principio de sus tiempos. Confieso que anoche me quedé un poco ‘shockeado’ con la expulsión disciplinaria de una de sus concursantes más queridas, la vasca Argi Gastaka.

La chica tiene sus defectos, como todos los humanos. Pero se la reconocía positivamente como simpática, dicharachera y espontánea. En una conversación con algunos habitantes dijo textualmente: “yo sólo he ido a una (manifestación), a la de que vuelva ETA”. Se ve que quería hacer la gracia por hacerla, bastante floja y de mal gusto. Aunque rápidamente reconoció su error, por activa y por pasiva, no le sirvió de nada. La Dirección la invitó a salir de la casa.

El impacto que me produjo esta decisión no fue porque me cayese bien ella (me es un poco indiferente, en realidad). Lo sorprendente es la presión ejercida contra la propia cadena para que tomase medidas drásticas por un comentario claramente desafortunado pero con un 0% de malicia. Fue Mediaset España y no tanto el programa (que en principio consideró dejar en manos del público el castigo, aprovechando su reciente nominación) de donde vino la orden última.

En otras ocasiones Gran Hermano ha tenido la alternativa de poner a la palestra popular comportamientos que sí son violentos. La diferencia es que no ha habido una organización con el peso de la AVT (Asociación de Víctimas del Terrorismo) para exigir una actuación inmediata.

Nuestra sociedad demuestra que existe una sensibilidad que por suerte no había antes frente a situaciones como, por ejemplo, el maltrato de género. Sin embargo me pregunto cuál es el límite de lo que podríamos llamar ‘censura positiva’, porque este caso lo es. Una acción que se entiende equivocada por la mayoría y que se sanciona para dar escarmiento.

Lo sucedido con Argi es lícito de reprochar por juguetear con el asesinato, el secuestro y el chantaje reales. Pero, ¿es justo no darle una segunda oportunidad tanto más cuando ha tenido una actitud impecable hasta entonces dentro del concurso? Telecinco, precisamente, se lo ha dado a Aída Nízar después de menospreciar a un minusválido en la fuga de anunciantes por pagar una entrevista a la madre de un asesino.

Este tema no hace más que poner sobre la mesa el valor del humor negro, ese chiste con contenido susceptible de herir sensibilidades. No escondo que yo soy muy de hacer este tipo de comentarios. Pienso que la vida son dos días y no podemos pasárnosla padeciendo todas las desgracias. Incluso hay que reírse de uno mismo, que es una buena manera de aceptar que no somos mejor que nadie.

No obstante, sé que todo depende de las intenciones y que hay contextos y foros donde no todo es permisible. Muchos nos reímos con chistes sobre Stevie Wonder pero hacerlo en una sede de la ONCE no es adecuado. Hacer un chiste sobre ETA en una emisión en directo para un país que ha sufrido los escarnios del terrorismo, tampoco. Hacerlo en un grupo de amigos íntimos es otra cosa.

A cada persona le afecta un tema que a otros no. Si me hacen a mí una guasa con algún trauma que haya vivido, está claro que no me voy a reír. Es por eso por lo que entiendo la postura de la AVT pero también hay otras pieles en las que ponerse. Así que, consejo del día: cuidad lo que se dice y dónde se dice. La experiencia es el mayor profesor.

Una idea en “Argi, el humor negro y la censura positiva

  1. Cierto es que todos hemos hecho chistes a costa de desgracias, por mucho que sepamos que no es de buen gusto y aunque seamos conscientes de que se trata de una crueldad. Sobre todo aquí en España, somo muy dados a hacer guasa de casi todo, y a mi particularmente, me encanta, pero en este momento, sigo sin verle la gracia al comentario de Argi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>