El calor político y la España profunda

La selección como canción del verano está siendo amenazada por esta otra moda estival. Qué mujer política enseña mejor sus carnes frente a la cámara. La primera en postularse fue la ex Ministra de Juventud de Costa Rica, Karina Bolaños. “Ex” porque se vio forzada a presentar su dimisión, según ella, víctima de estafa y extorsión al tiempo que no se vio apoyada por su partido.
 

 
Analicemos la muestra videográfica: aquí vemos a Karina disparando sus flechas del amor sin más ropa que una combinación íntima de Pleitex. En la primera mitad del video explica los motivos de esta aventura cárnica, resumidos en complacer a “Pequis”, el orgulloso remitente. A partir de ahí se suceden las correspondientes declaraciones sentimentales, adornadas con ese tono juguetón y lascivo, así como un contoneo final de pechos y caderas que concluyen que Bolaños jamás ha visto Showgirls (Paul Verhoeven, 1995).

Podemos entender que se arme revuelo en un país sudamericano, heredero del conservadurismo que exportó Colón de Castilla. Pero que se repita reacción similar en el Reino de las Drag Queens es bastante reprochable. Olvido Hormigos, concejala socialista de Los Yébenes (Toledo), fue más allá y se grabó dejando entrever que hacía poco que había ido a la playa en bikini. Y no sólo eso. Demostró cómo disfrutar de una Baticao sin necesidad de acumular códigos de barra.

Su ‘Pequis’ particular pronto perdió la exclusividad de las imágenes y, por unas causas que actualmente son trabajo de una investigación nacional, se difundió por WhatsApp. Atacada por la vergüenza como representante público, su primera idea fue la de dimitir. Pero gracias al apoyo de las redes sociales, en manos de nuestra divina juventud, mayoritariamente abierta, se replanteó su decisión.

Aún así, sigue siendo atacada por la sección facha de sus conciudadanos, que la reciben al ritmo de “puta” y “zorra” cuando acude al pleno. Vamos, como si ninguno de los presentes hubiese estimulado sexualmente jamás a su pareja. Lo que pasa es Hormigos es muy moderna y utiliza las nuevas tecnologías para ser complaciente con su partener.

Sorna aparte, nuevamente el sexo se ha vuelto tema tabú, cuando realmente mueve y desarrolla el mundo. Es bastante triste que no sea la violación de su privacidad contra lo que clama esta gente antigua y burra, sino por algo tan natural como la masturbación. Al final va a ser necesario que esperemos a la muerte de una o dos generaciones más para que España realmente evolucione ideológicamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>