EL MERCADILLO EN CASA. ‘Franquee’ su hogar.


Francisco Franco no ha perdido color…

El Mercadillo en Casa no puede ser indiferente a la moda. Y si los telediarios de la última semana se abren con la querella contra el juez Baltasar Garzón por prevaricación en sus investigaciones contra el Franquismo, nuestro Mercadillo también se sube al carro. Que vengan también a examinarnos con lupa, que nuestros productos también son de delito…

El Tribunal Supremo español estimó la denuncia contra nuestro afamado juez, presentada por la organización ultraderechista Manos Limpias (será de un tiempo a esta parte) y la Falange Española de las JONS (esa que aparece cada cuatro años en las papeletas de las elecciones porque hay democracia). Pues el Mercadillo en Casa, a sabiendas de que existe gente… así, ha colocado en sus más insignes aceras de Santa Cruz de Tenerife productos dirigidos para esta clase de… clientela.

¿Qué buen ‘fachista’ no tiene en su casa un cuadro del Generalísimo? No se puede organizar una reunión para ver juntos lo mejor del NO-DO, sin tener colgado en el vestíbulo uno de estos. Como verá, la imagen representa los años dorados del Franquismo, cuando aún podía alzar la mano en la Plaza de Oriente. Y monocromático, para enaltecerlo como un mito… de las cavernas.

Como ve, el cuadro viene embalado de las mejores fábricas de deshechos, esquivando esas manos corruptas del sistema torpedeado por Garzón. Miren qué cara, qué gesto… Pero qué carajo es esto: una mujer con una botella de cerveza en la mano. Más vale que esta chica venga de celebrar el 62º aniversario de la Batalla del Ebro, porque así no se puede presentar delante del Generalísimo. He dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>